GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

domingo, 26 de julio de 2015

La Corporación Insular denunciada en Fiscalía por presunta preva...(Libro: "Cómo iniciar un...y pudrirse en...")


HARCHICASA EN COSTA TAURITO - ETAPA III

Páginas 43 a 54

(Desclasificación de todo el suelo propiedad de harchicasa en el Barranco del Medio Almud en Costa Taurito, Mogan, Gran Canaria, y su conversión en suelo rústico de protección)

En esta Etapa le tocó a Harchicasa vivir uno de los procesos más injusto, ilegal, irracional y despiadado que en su larga etapa, a la sazón de 21 años, de su recorrido en la Costa de Mogán haya experimentado de la parte de Estamentos de la Administración española. La más injusta le quedaba aún por vivirla más adelante; la relato en la Etapa V y siguientes de este recorrido.

Cómo iniciar un proyecto turístico en Gran Canaria y pudrirse en el desierto

Libro electrónico de 251 páginas con 214 enlaces de acceso rápido desde su generoso índice -16 páginas- a su contenido para facilitar la visión rápida y sin búsqueda de asuntos concretos de los tratado en el libro. Dispone, además, de unos 1.800 folios de documentos públicos guardados en una nube de acceso inmediato a través de enlaces insertados en su texto, según corresponda. Esta posibilidad tal vez sea excepcional en relatos de su clase. Su "divisa": "Todos los hechos relatados son de inmediata constatación"

'Pinchar' aquí para descarga gratuita del libro en formato PDF desde la página web del Autor

'Pinchar' aquí para la descarga del libro en formatos PDF Y EPUB desde la editorial "Español.free-ebooks.net"

[.........continúa el exhaustivo relato -que comenzó en la página 43- del proceso de desclasificación del suelo propiedad de Harchicasa en el Medio Almud, Costa Taurito, que culminó el 20 de diciembre de 1993 con su aprobación definitiva por parte del Cabildo y la denuncia de Harchicasa en Fiscalía por presunta prevaricación el 29 de julio de 1994 contra los miembros del Consejo de Gobierno del Cabildo que lo aprobó.]

PÁGINAS 50, 51 y 52 DEL LIBRO (LITERAL)

"El vespertino Diario de Las Palmas dio amplio eco a esta denuncia de Harchicasa ante la Fiscalía.

(A continuación enlace a la denuncia presentada en la Fiscalía de del TSJC

¡ 1994-07-29 DENUNCIA DE HARCHICASA EN LA FISCALIA CONTRA TODO EL CONSEJO DEL CABILDO (29-07-1994).pdf

(A continuación enlaces a parte de la profusa información publicada por la prensa local con relación a las desclasificaciones de suelo por parte del Cabildo Insular)

¡ 1994-05-20 UNA PROMOTORA (HARCHI.) ACUSA AL CABILDO DE PREVA.pdf

¡ 1994-07-25 EL DEFENSOR DEL PUEBLO INTERROGA SOBRE UNA ACTUAC.pdf

El 27 de enero de 1995, con la aprobación definitiva del PIOT por el Gobierno de Canarias, se consumaba la mayor barbaridad que políticos grancanarias han hecho jamás en contra de los intereses de su Isla, Gran Canaria.

Este "affaire" del primer PIOT de Gran Canaria cercenó el crecimiento turístico de Gran Canaria en su oferta hotelera de calidad que hacía más de una década era la demanda del mercado turístico por excelencia, como fue el caso de Harchicasa en el Barranco del Medio Almud en Costa Taurito, y condenó a Gran Canaria a la línea de segundo lugar en la oferta de Canarias muy por detrás de la isla vecina de Tenerife. En esta ocasión no fue Tenerife quien atentó contra Gran Canaria, como es lo de a diario, sino que fue la propia Gran Canaria, sus hijos, sus políticos, con subrayado en los de ideología marxista, siempre imbuida por el irresistible afán de controlar y disponer del suelo ajeno, cúpula dirigente de ICAN con Mauricio detrás de las bambalinas, que eran quienes a la sazón tenían copado todos los puestos de poder sobre el territorio, como son el caso de Fernando González como consejero de Política Territorial en el Cabildo de Gran Canaria, hombre clave y, aparentemente, muñidor del PIOT y sus resultados, a Faustino García Márquez como Director General de Urbanismo y Nicolás Redondo en la importantísima posición de Consejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias. El mundo político grancanario de la época dio la espalda a los intereses turístico de Gran Canaria, no se asesoró de lo que pedía el mercado turístico a la sazón para hacer un cotejo con lo que se quería suprimir y lo que pedía el mercado y mataron el crecimiento hotelero grancanario durante toda la década de los noventa, década que fue muy bien aprovechada por nuestro competidor turístico de más relieve, Tenerife, que creó una planta hotelera excelente en esos años.

A día de hoy, marzo de 2015, y como se ha venido publicando en la prensa local a cuenta de la rencilla originada sobre la nueva Ley del Turismo de Canarias que mantiene la prohibición de construir hoteles de 4 estrellas en Canarias, lo que implica que Tenerife seguirá manteniendo su omnipotencia en la oferta de calidad en hoteles de 4 y 5 estrellas en Canarias sobre Gran Canaria en cuyas categoría dobla prácticamente nuestra oferta en el mercado. Todo esto ha despertado algo el sentimiento grancanario hacia el sector turístico, del cual ha vivido siempre de espaldas, a pesar de que representa el 80% aproximadamente de nuestra economía, y ha tomado conciencia que, efectivamente, Tenerife dobla nuestra oferta turística de calidad y, consecuentemente, se lleva el mejor turismo que visita las islas en calidad y cantidad pues ya nos rebasan en alrededor de los dos millones en el número de turistas al año.

Hoy podemos aseverar que todo lo que argumentaba Harchicasa en prensa y alegaciones contra la implantación del PIOT en la vertiente de planificación turística se ajustaba a la realidad de lo que pedía el mercado turístico y que el PIOT de la década de los noventa fue el mayor disparate político que se puede cometer en una isla que vive del turismo. La continuidad en disparates que se sucedieron con las moratorias de nunca acabar, en las cuales sí ha jugado una baza importantísima el empresariado turístico tinerfeño con la concomitancia vergonzosa de políticos grancanarios, no llegan, a pesar de que dichas moratorias mantienen congelado el crecimiento hotelero grancanario impidiéndole ganar terreno en el mercado con relación a Tenerife, al disparate y suicidio colectivo del PIOT de la década de los noventa.

En todo caso, el PIOT fue anulado a partir de 1998 por el TSJC de forma repetitiva pues fue ingente la cantidad de contenciosos-administrativos a que dio lugar ya que había condenado a la pura miseria a bastante gente, empresas y particulares, a quienes había convertido sus propiedades en suelo de desarrollo turístico a valor cero al convertirlas en suelo rústico o rústico de protección que es aún peor, como fue el caso de Harchicasa. Semejante disparate jurídico no podía mantenerse por mucho tiempo en una democracia de corte Occidental como es la nuestra, o pretende ser la nuestra, donde el respeto a la propiedad privada es el punto número uno en importancia y la base de las democracias de Occidente. En todo caso, el PIOT del 95, como suele llamársele, fatídico para incontable número de personas y empresas, fue anulado por el TSJC en su sentencia 17/98, de 8 de enero de 1998 (recurso 893/95) y encontró su final definitivo por sentencia del Tribunal Supremo de 12 de marzo de 2002 al desestimar el recurso de Casación 1704/98 de la Comunidad Autónoma de Canarias y ratificar la sentencia del TSJC como firme.

Harchicasa, como es de suponer, puso el correspondiente contencioso-administrativo que entró en la Sala de lo Contencioso-Administrativo con el número 871/1995, el cual pasó a sentencia del Tribunal de la Sala el día 23 de octubre de 1998, cuya sentencia, Nº 1198/98, en su FUNDAMENTO DE DERECHO - PRIMERO.- dice que el acto impugnado por Harchicasa ya había sido motivo de sentencia de anulación por el propio TSJC por lo que esta exigencia, aunque por el lado de otros recurrentes, ya estaba cumplida, aunque aún no con el carácter de firme porque la Comunidad Autónoma de Canarias la había recurrido en Casación al Tribunal Supremo y el pronunciamiento del Supremo sobre este recurso no se había producido aún.

Por otro lado, da un merecido "tirón de orejas" al servicio jurídico de Harchicasa de la época al tenerle que recordar que lo que no se incluye en el escrito inicial o de "interposición" del recurso, de acuerdo con lo que exige el artículo 57.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, no puede ser incluido más adelante en el recurso, como así se hizo, por lo que condujo a su inadmisibilidad a consecuencia de lo que define la terminología procesal como "desviación procesal". Ha lugar a "acatar", ¡faltaría más!, el "tirón de orejas" por merecido y prestar más atención en las indeseadas pero imprevisibles actuaciones procesales futuras que el trabajo y tramitación de los asuntos de Harchicasa no sean llevados por pasantes en inicio de carrera sin la inexcusable supervisión del veterano, o veteranos superiores del bufete.

(A continuación inserto enlace a la referida sentencia)

¡ 1998-10-24 SENTENCIA DEL TSJC SOBRE CONTENCIOSO 871-1995 DE HARCHICASA CONTRA EL PIOT DEL 95.pdf

Después de la aprobación inicial del PIOT por el Cabildo el 20 de diciembre de 1993, Harchicasa inicia una fuerte actividad en la prensa local escribiendo numerosos artículos, que son publicados sin cortapisas por la prensa, insistiendo hasta la saciedad que Gran Canaria no debía ni podía permitirse el lujo de cercenar el crecimiento hotelero desclasificando el suelo turístico de, prácticamente, toda la costa de Mogán. Incluso publicó de pago algunas páginas enteras de los periódicos locales, especialmente en el vespertino Diario de Las Palmas y el matutino La Provincia (hoy conformados en uno solo: La Provincia/Diario de Las Palmas) y también en el Canarias7.

(A continuación enlaces a algunos de los artículos publicados, tanto por Harchicasa como por información periodística de diarios, especialmente de Diario de Las Palmas y La Provincia.)

[Siguen enlaces a 21 artículos escogidos de los publicados por la prensa local de la época, especialmente el "Diario de Las Palmas", y por la propia Harchicasa.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario