GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

lunes, 17 de agosto de 2015

Harchicasa ejecuta la sentencia 253/02 del TSJC que anula el PIOT y las NNSS de Mogán para Costa Taurito....(Libro: "Cómo iniciar un...y pudrirse en...2)

Cómo iniciar un proyecto turístico en Gran Canaria y pudrirse en el desierto

Libro electrónico de 251 páginas con 214 enlaces de acceso rápido desde su generoso índice -16 páginas- a su contenido para facilitar la visión rápida y sin búsqueda de asuntos concretos de los tratado en el libro. Dispone, además, de unos 1.800 folios de documentos públicos guardados en una nube de acceso inmediato a través de enlaces insertados en su texto, según corresponda. Esta posibilidad tal vez sea excepcional en relatos de su clase. Su "divisa": "Todos los hechos relatados son de inmediata constatación"

A continuación, en recuadro, la opinión que este libro ha merecido a uno de sus lectores, jurista precisamente


"Es un relato muy real y elegante y sobre todo caritativo"

Fecha de publicación de esta opinión en la página web de descarga del libro: el 10 de julio de 2015.

'Pinchar' aquí para descarga gratuita del libro en formato PDF desde la página web del Autor

'Pinchar' aquí para la descarga del libro en formatos PDF Y EPUB desde la editorial "Español.free-ebooks.net"

PÁGINAS 109 - 110 - 111 - 112 y 113 DEL LIBRO (LITERAL)

*

Páginas 109, 110, 111, 112 y 113

[Viene de la Etapa IV que culmina con la incautación del expediente del Plan Parcial Sector 32 Costa Taurito por el Juzgado de instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana por las diligencias previas Nº 1.303/2006 (El llamada "Caso Góndola") abiertas contra el Alcalde de Mogán, Francisco González González, el empresario Santiago Santana Cazorla, y otros, por presuntas irregularidades urbanística cometidas en el Municipio.]

HARCHICASA EN COSTA TAURITO - ETAPA V

EJECUCIÓN DE LA SENTENCIA 253/02 DEL TSJC DE 8 DE MARZO 2002

Harchicasa opta, ante la imposibilidad de comercializar su parcela por causa del insoluble enredo de la Junta de Compensación y su Proyecto de Compensación, por ejecutar la sentencia 253/02 de 8 de marzo de 2002 del TSJC, recurso Contencioso-Administrativo 114/2000, que le fue favorable, ratificada por el Tribunal Supremo el 5 de octubre de 2005 (desestimación del recurso de Casación 4861/2002), y el 30 de enero de 2009 presenta en el TSJC su petición de ejecución forzosa de la misma. La Estipulación Sexta del Convenio entre Inmobarrenda S.L. / Cicica S.L. con Harchicasa así lo estipula. Ver a continuación dicha Estipulación.


CONVENIO ENTRE INMOBARRENDA S.L./CICICA S.L. CON HARCHICASA FIRMADO EL 10-07-2001 -

ESTIPULACION SEXTA

SEXTA.- Si llegado el- momento en que se aprobara definitivamente el PIan Parcial e igualmente el Proyecto de Compensación, estos documentos no recogieran las determinaciones ordenancistas en este documento señaladas para Ia parcela de referencia y tampoco se atribuyera a HARCHICASA la referida parcela con los aprovechamientos indicados, con independencia de quién sea el promotor del PIan en ese momento, el acuerdo en este documento recogido quedará sin valor y efecto alguno, pudiendo esta mercantil ejercitar la ejecución de 1a sentencia que resulte en el recurso 114/2000 si le hubiese sido favorable.

(A continuación inserto enlace a la petición de Harchicasa al TSJC de ejecutar la sentencia)

2009-01-30 PETICION AL TSJC EJECU SENTENCIA 253-02 DE 8-3-2002 DEL TSJC POR HARCHICASA.pdf

A partir de este momento el proceso de ejecución de la sentencia 253/02 de fecha 8 de marzo de 2002 del TSJC se convirtió en un rara avis dentro del concepto ejecutorio de sentencias firmes en la jurisprudencia española porque, a pesar de la contundencia del contenido de la primera Providencia de fecha 19 de febrero de 2009 dictada por el Tribunal de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Segunda, compuesto por Dña. Cristina Páez Martínez Virel, como presidente, y los magistrados don César García Otero y Dña. Inmaculada Rodríguez Falcón, Providencia que emplazó a la C.A. canaria a llevar a efectos la ejecución de la sentencia en sus justos términos. Inserto a continuación la citada Providencia que es la mejor exposición del mandato ejecutorio presentado a la C.A. canaria, significando, como muy a destacar, el párrafo segundo y el apartado c.) de la misma.


Párrafo segundo: "Y conforme a lo solicitado, y en virtud de lo dispuesto en los artículos 103, 104 y 108 de la LJCA, se accede a la ejecución forzosa. LÍBRESE OFICIO a la administración demandada, a fin de que, una vez acusado recibo de la comunicación, lleve a puro y debido efecto y practique lo que exige el cumplimiento de la sentencia recaída en autos."

Reproducción exacta.


"c) Si la Administración realizare alguna actividad que contraviniera los pronunciamientos del fallo, se procederá a REPONER la situación al estado exigido por el fallo y se determinarán los DAÑOS Y PERJUICIOS que ocasionare el incumplimiento (art. 108.1.2)."

Reproducción exacta.

(A continuación enlace a la mencionada Providencia)

2009-02-19 PROVIDENCIA DE LA SALA DE LO CONTENCIOSO DEL TSJC EMPLAZAN A LA C A a EJECUTARLA.pdf

No obstante la contundencia de esta Providencia, los servicios jurídicos del Departamento Jurídico de la C.A. canaria se las arreglaron para, aprovechando que en el párrafo segundo del texto no mencionaba un plazo determinado para la puesta en marcha de su ejecución, lo que, supongo, dio margen a dichos servicios jurídicos para dar la callada por respuesta en el transcurrir de casi todo el 2009 y el bufete jurídico de Harchicasa se vio obligado a presentar el 3 de noviembre de 2009 un recordatorio a la Sala de lo Contencioso del TSJC, Sección Segunda, señalando el completo caso omiso que la C.A. canaria había hecho del mandato de la Sala en la ejecución de la sentencia y en su SÚPLICA insistía en la necesidad de exigir a la C.A. canaria llevar la ejecución de la misma a todos sus extremos, enumerando en su punto TERCERO los que Harchicasa solicitaba como inexcusables.

La SÚPLICA a la Sala lee como sigue:


"SUPLICO A LA SALA que teniendo por presentado este escrito lo admita y, en su virtud, reitere nuevo oficio a la Administración demandada a fin de que, a la mayor brevedad posible, lleve a puro y debido efecto la sentencia de 8 de marzo de 2002, practique lo que exige el cumplimiento de la sentencia y, en particular lo expresado en el punto TERCERO del presente escrito. Así mismo se suplica la adopción de la medida señalada en la providencia de 19 de febrero de 2009, consistente en imposición de multa coercitiva a la autoridad, funcionario o agente responsable del incumplimiento actual de la sentencia."

(A continuación enlace a dicho escrito de súplica recordatorio)

2009-11-03 ESCRITO DE SUPLICA A LA SALA INSTANDO A EXIGIR EJE SEN A LA C A.pdf

El día 10 de noviembre de 2009 la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente de la C.A. canaria publica en el BOC nº 220 de la mencionada fecha de 10 de noviembre de 2009 una Resolución de la Dirección General de Ordenación del Territorio de fecha 26 de octubre de 2009 cuyo texto básico lee como sigue:

"Ordenar la inserción en el Boletín Oficial de Canarias del Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias de fecha 2 de octubre de 2009, relativo al recurso contencioso-administrativo nº 114/2000, contra las Órdenes del Consejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias por las que se aprobaron definitivamente la Modificación 4ª del Plan Insular de Ordenación Territorial de Gran Canaria en el ámbito de Costa Taurito y la Modificación Puntual de las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Mogán, cuyo texto figura como anexo."

2009-11-10 BOC LA C A PUBLICA LA EJE SENTEN SIN MENCIONAR ANULA ORDE 633 Y 634.pdf

Como bien podemos apreciar, en este texto no aparece la palabra "anulación" por ninguna parte, y en absoluto respondía a la ejecución de la sentencia en todos sus términos que implicaba el retrotraer la situación jurídica y física en Costa Taurito a la existente antes de la aprobación de las anuladas Órdenes 633 y 634 de 5 de julio de 1999 de la Consejería de Política Territorial de la C.A.C., tal y como le había exigido la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Segunda, puesto que pretender que la ejecución de una sentencia que implica la anulación de todos y cada uno de los documentos jurídicos-administrativos-urbanísticos que vieron luz a consecuencia del desarrollo urbanístico de las citadas Órdenes anuladas está resuelta con su publicación en el BOC es, sin duda alguna, una rara avis como pretensión por parte de una Administración.

Queda meridianamente claro que la publicación en el BOC de un anuncio de ejecución de sentencia contra la Aprobación 4ª del PIOT para Costa Taurito y las Normas Subsidiarias de Mogán, también para dicho ámbito, sin la imprescindible indicación de que las Órdenes nº 633 Y 634 de la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias que las cubrían quedaban anuladas y con el añadido que igualmente quedaban anuladas todas las disposiciones y documentos jurídicos-administrativos-urbanísticos que de ellas" traen causa", es decir, de ellas dimanantes y dependientes, es una pretensión rayana en la tomadura de pelo a la parte ejecutora, Harchicasa, y a la propia Sala de instancia que ordenó la ejecución.

En todo caso, en el proceso de ejecución de la sentencia 253/02 de 8 de marzo de 2002 pedida por Harchicasa comienza por resultar exitoso para la C.A. canaria la utilización del sistema dilatorio en la efectividad de su ejecución porque el publicar en el BOC un anuncio de ejecución de sentencia que no dice nada de la correspondiente nulidad, al no incluir todo lo demás que ya se ha reseñado de anulación adherente requerida, origina un largo tiempo muerto en exigir coherencia en lo anulado por la C.A. canaria con el fallo de la sentencia y lo ordenado por la Sala de instancia.

EL 15 DE SEPTIEMBRE DE 2010 HARCHICASA RECIBE EL TRASLADO DE LA RESPUESTA DE LA C.A. CANARIA PRESENTADA EN LA SALA EL DÍA 30 DE ABRIL DE 2010

Aunque está debidamente regulado en el Artículo 109 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa los plazos para el proceso de traslado de alegaciones de partes, Harchicasa recibe de la Sala de instancia un comunicado de la Secretaria Judicial de fecha 15 de septiembre de 2010 adjuntando la respuesta ¡por fin! de la C.A. canaria de fecha 30 de abril de 2010, con un retraso de cuatro meses, aproximadamente, desde la fecha de su presentación -¿retraso habitual en un simple traslado de escrito de parte en la tramitación de una ejecución de sentencia?-, en la que dice que la anulación de las Órdenes Nº 633 y 634 que nos ocupan han sido debidamente estampilladas como "anuladas" en los instrumentos documentales correspondientes a dichas Órdenes y que se ha vuelto a ordenar la publicación de dicha nulidad en el BOC, publicación que se produce en el BOC nº 70 de fecha 12 de abril de 2010 y esta vez sí se incluye la publicación de lo omitido en la anterior publicación de fecha 10 de noviembre de 2009, es decir, lo de "que anulamos por ser contrarios a derecho".

(A continuación enlace al BOC nº 70 de 12 de abril de 2010)

2010-04-21 BOC LA C A PUBLI ANULA ORDENES 633 Y 634 EN EJE SENTENCIA.pdf

(A continuación enlace a la respuesta de la C.A. canaria junto al oficio de la Secretaría de la Sala)

2010-04-30 y 2010-09-15 ALEGACIO DE LA C A DANDO POR EJECUTADA LA SEN Y NOTIFI DE LA SALA.pdf

Las alegaciones de la Consejería de Política Territorial de la C.A. canaria es todo un primor y raya con lo irracional porque da con ellas por ejecutada una sentencia de la enorme envergadura económica de la que nos ocupa -su ejecución en sus justos términos significa la devolución a Harchicasa de 112.342 m2 de suelo en el Barranco del Medio Almud en Costa Taurito por parte de Inmobarrenda S.L.- con el simple acto de estampillar la nulidad en sus propios papeles y publicarla en el BOC, dando así por ejecutada lo ordenado por la Sala de instancia en su Providencia de 19 de febrero de 2009. Descarada política dilatoria que bien podía conseguir el fin perseguido de entrar en un toma y daca epistolar con la parte ejecutora, si la Sala se lo permitía que, para nuestra sorpresa, se lo permitió y la asesoría jurídica de Harchicasa tuvo que entrar en planteamientos que ya habían sido más que solventados en la instrucción del Contencioso-Administrativo 114/2000 que culminó en la sentencia, que ahora estaba en proceso de ejecución, y volver a repetir la petición de ejecución completa y llana de todos los actos jurídicos-administrativos-urbanísticos que tuvieron soporte legal en las repetidas Órdenes anuladas, como son el Plan Parcial Sector 32 Costa Taurito -ya anulado en sentencia de la misma Sala de instancia el 15 de noviembre de 2005 a requerimiento, precisamente, de la misma Consejería de la C.A. canaria que ahora enreda en su anulación-, la Junta de Compensación de dicho Plan Parcial, sus Estatutos y Bases de Actuación, el Proyecto de Compensación y el Proyecto de Urbanización.

Ante este planteamiento, el bufete jurídico de Harchicasa prepara en los diez días de plazo que le concede la Sala para exponer lo que tiene que alegar a este escrito de alegaciones de la C.A. canaria de la citada fecha de 30 de abril de 2010 y presenta el 5 de octubre de 2010 sus alegaciones a la pretensión de la Consejería de Política Territorial de la C.A. canaria de dar por ejecutada la sentencia con el simple estampillado de anulación de las Órdenes mencionadas en sus papeles y la publicación en el BOC. Estas alegaciones, que se componen de 13 páginas de un recorrido extenso sobre todo el procedimiento habido con el contencioso 114/2000 que culminó en la ejecución de la sentencia que nos ocupa y termina con el añadido de 4 páginas suplementarias con la inclusión de los Artículos 105, 106, 107, 109 y 110 de la Ley 29/1998 Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de nuestro Ordenamiento jurídico que se están contraviniendo en este incidente (proceso).

La Sala no da traslado a la parte de la C.A. canaria de lo exigido por la parte demandante (Harchicasa) y, por diligencia de ordenación, se dispuso que pasasen los autos a la ponente para resolver.

A continuación una traslación fiel de lo que la sentencia del TS de fecha 19 de junio de 2013 (Recurso de Casación 2713/2012), de la que me ocuparé en la Parte Primera de la Etapa VII, dice a este respecto en su página séptima, último párrafo, con continuación en su página octava:


"Por diligencia de ordenación, de 26 de octubre de 2010, sin dar traslado de la petición, se dispuso que pasasen los autos a la ponente para resolver, entretanto la Sala se ocupó de tramitar una solicitud de personación (de don Gustavo Postigo Santamaría), con lo que de hecho quedó relegada la ejecución, hasta que por escrito de 26 de septiembre de 2011, la representación de Hoteles Archipiélago Canario SA presentó escrito quejándose del retraso en la resolución de su petición, que dejaba reiterada.

En fecha 2 de diciembre de 2011, sin tramitar incidente de ejecución, se dio respuesta al escrito que había sido presentado por la demandante el 5 de octubre de 2010, mediante el auto traído a la casación, cuya parte dispositiva es la siguiente: "Declarar ejecutada la Sentencia y archivar este procedimiento de ejecución. Todo ello sin imposición de las costas causadas en el presente incidente"."

A continuación enlace a las alegaciones presentadas por Harchicasa el 5 de octubre de 2010 en réplica a las presentadas por la Consejería de Política Territorial de la C.A. C. el 30 de abril de 2010.

2010-10-05 ALEGACIONES DE HARCHI A LAS DE LA C.A. DE 30-04-2010.pdf

[Continúa ejecución de la sentencia 253/02 del TSJC hasta la página 121........]

No hay comentarios:

Publicar un comentario