GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

miércoles, 5 de agosto de 2015

Reunión de Harchicasa con el Secretario del Ayuntamiento de Mogán el 9-07-2013...(Libro: "Cómo iniciar un...y pudrirse en...")

HARCHICASA EN COSTA TAURITO - ETAPA VI

INSTANCIAS Y REQUERIMIENTOS AL AYUNTAMIENTO DE MOGÁN

Páginas 123 a 138


La atención de Harchicasa se mantiene sobre el interminable enredo creado alrededor del Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito, su Junta de Compensación y su Proyecto de Compensación

Cómo iniciar un proyecto turístico en Gran Canaria y pudrirse en el desierto

A continuación, en recuadro, la opinión que este libro ha merecido a uno de sus lectores, jurista precisamente


"Es un relato muy real y elegante y sobre todo caritativo"

Fecha de publicación de esta opinión en la página web de descarga del libro: el 10 de julio de 2015.

Libro electrónico de 251 páginas con 214 enlaces de acceso rápido desde su generoso índice -16 páginas- a su contenido para facilitar la visión rápida y sin búsqueda de asuntos concretos de los tratado en el libro. Dispone, además, de unos 1.800 folios de documentos públicos guardados en una nube de acceso inmediato a través de enlaces insertados en su texto, según corresponda. Esta posibilidad tal vez sea excepcional en relatos de su clase. Su "divisa": "Todos los hechos relatados son de inmediata constatación"

'Pinchar' aquí para descarga gratuita del libro en formato PDF desde la página web del Autor

'Pinchar' aquí para la descarga del libro en formatos PDF Y EPUB desde la editorial "Español.free-ebooks.net"

PÁGINAS 132 - 133 - 134 Y 135 DEL LIBRO (LITERAL)

*

PAGINAS 132, 133, 134 Y 135

(....viene de la página 123 y siguientes)

"REUNIÓN CON EL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO DE MOGÁN Y CON UN ALTO RESPONSABLE DE URBANISMO

El día 9 de julio de 2013 Harchicasa mantiene una reunión con el Secretario del Ayuntamiento de Mogán y un Responsable de Urbanismo del Ayuntamiento en la que, en una larga exposición de las razones por las que Harchicasa pedía la ejecución de todos los puntos relacionados en las instancias antes comentadas, entre los que se contaban los relacionados con el Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito, ahora ya definitivamente anulado por sentencia del Tribunal Supremo de fecha 19 junio de 2013 (su texto llegó a manos de Harchicasa en la tarde de este día 9), los siguientes:

  1. ANULACIÓN DE LA JUNTA DE COMPENSACIÓN DEL PLAN PARCIAL SECTOR 32 DE COSTA TAURITO.

  • a) Anulación total y absoluta de la Junta de Compensación del Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito, sus Estatutos y Bases de Actuación, por no haber cumplido con los preceptos legales en las que debe moverse cualquier entidad Colaboradora y regir con desprecio absoluto hacia los socios minoritarios de la Junta por la apropiación y secuestro de de todas las funciones de su Consejo Rector por parte de la constructora "Hermanos Santana Cazorla, S.L.", entidad que, aún sin ser socio de la Junta ni haberse incorporado a la misma como empresa urbanizadora en el momento de su constitución, ni tampoco más tarde a través de contrato con el Consejo Rector de la Junta, tomó toda decisión que le vino en gana, como le vino en gana y cuando le vino en gana sin dar la mínima participación o información al resto de los socios.

  • b) Además del total y absoluto incumplimiento de las obligaciones de gestión para con sus socios minoritarios antes enumeradas, se obró de manifiesta mala fe en el día de su constitución ante notario el 10 de julio de 2001 por parte de Inmobarrenda S.L. y Nicica, S.L, ambas empresas de propiedad de "Hermanos Santana Cazorla, S.L.", cuando en el proceso de constitución el mentado día 10 de julio de 2001 el gerente de dicha constructora, Santiago Santana Cazorla, ocultó a los socios que iban a conformar la Junta que una sociedad de su propiedad, INVESTAURITO S.A., de la cual era él mismo consejero delegado en el momento de su constitución (18 de julio de 1985), era titular de una parcela de 8.200 m2 denominada Sector-16 y ubicada dentro del Plan Parcial previsto (en el Barranco de Los Frailes), cuya parcela tenía una deuda pendiente con el Ayuntamiento de Mogán por impago de tributos por la cantidad de 351.428,68 (¡58.300.000.00 pesetas de antes!) y se encontraba embargada por el Ayuntamiento por el impago de dicha cantidad.

Ocultó a los socios de la Junta en proceso de constitución este hecho y, además, sin informar lo más mínimo de esta situación, metió esa parcela de 8.200 m2 en la Junta de Compensación como finca aportada por Inmobarrenda, S.L., empresa que nunca había sido titular de dicha parcela, como más tarde confirmarían los Tribunales en el pleito por su titularidad que tuvo lugar entre Inmobarrenda S.L. y Exco Eximport de Comestibles, S.L.

Once meses más tarde, el 5 de junio de 2002, el ayuntamiento de Mogán sacó a subasta pública la citada parcela constando como titular de la misma en la pertinente publicidad de la subasta la sociedad INVESTAURITO S.A. Se supone que al ser Santiago Santana Cazorla, también propietario de INVESTAURITO S.A., el no meterla en la Junta de Compensación como sí hizo con las dos empresas de su grupo, Inmorrenda S.L. y Nicica, S.L., tuvo algo que ver con que las aportaciones de suelo a la Junta de Compensación tenían que ser libre de cargas y de hacerlo habría tenido que liquidar antes la deuda pendiente de dicha parcela con el Ayuntamiento de Mogán porque, de lo contrario, bien podía haber sido absorbida INVESTAURITO SA por Inmobarrenda SL, o bien podía haber efectuado una compra-venta pasando la parcela a la titularidad legítima de Inmobarrenda SL. En todo caso, la metió en la Junta como propiedad de Inmobarrenda, S.L. sin serlo y este hecho trajo muy graves consecuencia para la Junta de Compensación y, consecuentemente, para sus socios minoritarios, quienes no fueron informados en ese acto de esta situación.

En todo caso, la parcela denominada S-16 fue adjudicada en subasta en el mencionado día 5 de junio de 2002 a la sociedad Exco Eximport de Comestibles, S.L. y aquí comenzó un interminable vía crucis de seis años (ver Etapa IV Fase 2ª) con la inclusión de la anulación del Proyecto de Compensación del Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito, todo ello desencadenado por no haber liquidado la deuda de 351.428.68 euros pendiente con el Ayuntamiento de Mogán por INVESTAURITO S.A. y el meter esta parcela de rondón en la Junta de Composición como propiedad de Inmobarrenda S.L., lo que trajo nefastas consecuencias económicas para los socios pequeños de la Junta de Compensación ajenos al grupo Santana Cazorla, entre ellos Harchicasa. Aquí viene a confirmarse lo que dice el artículo 434 del Código Civil, que se incluye a continuación, que la mala fe existe cuando las consecuencias de los actos así lo demuestran, y en este caso ha quedado súper demostrado el acto de mala fe por parte de la gerencia de "Hermanos Santana Cazorla, S.L." en el acto de constitución de la Junta de Compensación.

"CÓDIGO CIVIL ESPAÑOL "Artículo 434. La buena fe se presume siempre, y al que afirma la mala fe de un poseedor corresponde la prueba."

c) El Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito que dio origen a la Junta de Compensación de dicho Plan Parcial tenía una superficie de 908.529 m2 de suelo que fueron aportados por los socios de la siguiente manera:

Inmobarrenda, SL (Grupo Hnos. Santana Cazorla, SL).....730.464 m2 el 73,605 %

Nicica, S.L. (Grupo Hnos. Santana Cazorla S.L.)................ 86.440 m2 el 8,710 %

Africano Islas, S.L (parcela en el Barranco Los Frailes)....... 20.000 m2 el 2,015 %

Hoteles Archipiélago Canario, S.A. (Harchicasa). .......... 155.510 m2 el 15,670 %

Como podemos ver, Inmobarrenda SL aportó una enorme cantidad de suelo pero totalmente vano para aprovechamiento urbanístico-turístico pues comprendía toda la ladera de riscales que comienza en la carretera GC-812 hasta el Lomo Las Mesas. 730.464 m2 de suelo absolutamente nulo para cualquier desarrollo turístico. El meter en plano unas viviendas a mitad de montaña sólo tenían el objetivo de dar la impresión de que la aportación de Inmobarrenda SL tenía aplicación urbanística; una pura utopía. La aportación de suelo de Nicica S.L. de 86.440 m2 consiste en la propiedad que la constructora "Hermanos Santana Cazorla , S.L." tenía en el Barranco de Los Frailes, más tarde incrementado con los 20.000 m2 de Africano Islas S.L., también en el Barranco de Los Frailes, adquiridos por Hoteles Insulares S.L. del Grupo Santana Cazorla. Harchicasa aportó 155.510 m2 de suelo, todo el Medio Almud prácticamente.

A la vista de los 187.630 m2 de suelo aprovechable que ha arrojado el Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito, podemos apreciar en su Proyecto de Compensación que el 82,88% de dicha suelo ha salido del Barranco del Medio Almud, es decir, de los 155.510 m2 del suelo aportado por Harchicasa a la Junta, suelo todo aprovechable, Harchicasa ha recibido una sola parcela de 43.168 m2 de destino hotelero (el 23% del suelo aprovechable), mientras que Inmobarrenda S.L., que no aportó suelo susceptible de aprovechamiento urbanístico alguno, se agenció la gran tajada del reparto pues, con el 73,60 % de aportación de suelo de uso nulo, se quedó con todo el Medio Almud, incluido el centro comercial al completo, con la sola exclusión de la parcela asignada a Harchicasa. De hecho, este era el fin perseguido desde el principio por la constructora "Hermanos Santana Cazorla, SL": fagocitar la propiedad de Harchicasa en el Medio Almud por la vía "legal" de meter riscales en el Plan Parcial.

  • d) Huelga el mencionar que es totalmente inviable e inaceptable que se mantenga una Junta de Compensación constituida en base a un planeamiento y con unas aportaciones de suelo que ya no existen como parte de un conjunto puesto que la base del conjunto sobre la que se sostenía y le dio vida a sus 908.529 m2 de superficie, el Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito, ha "muerto", está anulado por el Tribunal Supremo y estaría fuera de lo justo y racional que Inmobarrenda S.L. mantenga como propio los aprovechamientos que obtuvo a consecuencia de aportar una montaña de roca que le otorgó su mayoría aplastante en la Junta de Compensación.

  • e) A todo esto debo añadir que la presidencia de la Junta de Compensación ha estado ilocalizable por todos los medios para los socios de la Junta pues el correo certificado con acuse de recibo, o vía burofax, ha sido devuelto al remitente por sistema (Ver la pagina 88, 1º párrafo, a este respecto), el Consejo Rector nunca fue convocado y Asamblea General, aparte de la de la constitución de la Junta el 10 de julio de 2001, sólo se celebró una debidamente convocada el 9 de noviembre de 2006 para tratar un único punto de Orden del Día: la modificación del Proyecto de Compensación para dar entrada en él a la parcela S-16 de 8.200 m2 de Exco Eximport de Comestibles SL que adquirió en la subasta de 5 de junio de 2002. Por consiguiente, la Junta de Compensación, por todas las razones expuestas desde el apartado a) hasta este apartado e), tiene que ser anulada por la institución que corresponda pues nunca ha cumplido con los objetivos para los que fue constituida.

2. PROYECTO DE COMPENSACIÓN

Un Proyecto de Compensación en el que una sociedad propietaria de suelo, Inmobarrenda SL, se queda con el 73,60% del suelo aprovechable del Plan Parcial Sector 32 de Costa Taurito a consecuencia de haber metido en dicho Plan Parcial 730.464 m2 de rocas y acantilados existente entre la carretera GC-812 hasta lo alto de la montaña, Lomo las Mesas, no tiene absolutamente ninguna razón de ser ni de continuar siendo válido después de que dicho Plan Parcial ha sido anulado por el Tribunal Supremo. Este Proyecto de Compensación debe ser definitivamente anulado por la Administración actuante y las propiedades que distintos propietarios aportaron a la Junta de Compensación devueltas a sus respectivos dueños, con la consiguiente notificación por parte de dicha Administración al Registro de la Propiedad para que sean retrotraídas las anotaciones registrales a sus respectivos puntos de origen.

Por tanto, el Proyecto de Compensación que se aprobó en la misma fecha que la Junta de Compensación el 19 de julio de 2001, y que ha estado suspendido en su vigencia durante toda su existencia como se detalla ampliamente con profusa documentación en la Etapa IV, Fase 2ª, no tiene la más mínima razón de seguir existiendo como tal, es decir, tiene que ser también anulado definitivamente.

[A continuación imagen inserta en la página 78 del libro; ampliar la imagen para facilitar la lectura de su texto]

[.....continúa requerimientos al Ayuntamiento de Mogán hasta la página 138]

No hay comentarios:

Publicar un comentario