GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

GRAN CANARIA EN SU ENCRUCIJADA

sábado, 19 de diciembre de 2020

MOGÁN, ESA PERENNE APUESTA POR EL ALTO RIESGO CORPORATIVO

 

MOGÁN, ESA PERENNE APUESTA POR EL ALTO RIESGO CORPORATIVO

                                                                Puesta de sol en Mogán

Desde décadas la Corporación se Mogán se distingue por decisiones administrativas que llevan implícito un alto riesgo económico para las personas o entidades que se vean afectados por sus nada juiciosas determinaciones que en no pocos casos conllevan larguísimos procesos judiciales en los tribunales que implican un frenazo y, en muchos casos, cierre absoluto del desarrollo de importantes tramos de su suelo costero, en especial, de tanto interés y valor estratégico para inversiones turísticas.

La importancia del desarrollo turístico para nuestra isla lo estamos constatando en estos meses de pandemia y la ausencia de turistas que nos está llevando a un problema ocupacional de tremenda envergadura y, consecuentemente, al empobrecimiento de gran parte de nuestra población activa; por tanto, que municipio eminentemente turísticos como es el de Mogán se enfrasque en caprichosas decisiones en su ordenamiento del suelo turístico que traigan la congelación de su desarrollo durante años es, cuando menos, una irresponsabilidad que raya lo irracional; cualquier complejo turístico que se vea bloqueado en su ejecución por tiempos indefinidos por motivos de decisiones administrativas caprichosas, erróneas, de conveniencia, etc., sin el respeto debido a las normas legales establecidas, jurídicas y administrativas, pueden conllevar a cerrar la puerta a un número considerable de puestos de trabajo e ingresos considerables de impuestos para las arcas del Ayuntamiento.

Voy a citar algunos ejemplos de hasta dónde llega el mal hacer de la Corporación en recientes etapas:

En el año 2001 el Gobierno de Canarias, presidido a la sazón por Román Rodríguez, dictó el Decreto 4/2001 de 12 de enero que prohibía el desarrollo y ejecución de todo tipo de desarrollo turístico. Este Decreto fue anulado por los tribunales el 26 de mayo pero fue sustituido por el Decreto 126/2001 de 28 de mayo; huelga el mencionar que todo tipo de desarrollo de suelo turístico quedaba parado y congelado.

No obstante todo ello, y muy a pesar de la prohibición de desarrollo urbanístico-turístico, la Corporación de Mogán, regida a la sazón por Antonio Santana Flores del CCN, decidió que lo que decidiera el Gobierno de Canarias no iba con Mogán y el 18 de julio de 2001, en plena vigencia del Decreto 126/2001, decidió en pleno extraordinario aprobar el Plan Parcial Sector 32 Costa Taurito y su Junta de Compensación, su Proyecto de Compensación y su Proyecto de Urbanización, saltándose a la 'torera' el citado Decreto de prohibición de desarrollo turístico.

Las consecuencias de esta temeridad administrativa tuvo consecuencias inmediatas, como no podía ser de otra manera: los Servicios Jurídicos del Departamento de Política Territorial de la C.A.C. presentó en la Sala de lo Contencioso-Administrativo el correspondiente contencioso contra dicha aprobación, contencioso que fue registrado en la Sala con el número 1524/2001. Este contencioso lo ganó la C.A.C., como era de esperar, con la sentencia del TSJC nº 4491 de 15 de noviembre de 2005, anulando dicho Plan Parcial. Esta sentencia, no obstante, fue recurrida en casación ante el TS  por Inmobarrenda S.L. y Nicica S.L., empresas filiales de Hnos. Santana Cazorla S.L.,  patrocinadoras de dicho Plan Parcial, recurso de casación que fue aceptado por el TS por "defectos de forma" como único motivo de casación, anulando la misma con su sentencia del 15-10-2010, por dichos motivos, no por los Fundamentos de Derecho sustanciados en la misma sino sólo en lo concerniente a "defectos de forma".

La "pelota" vuelve al TSJC y la C.A.C. vuelve a pedir la anulación del Plan Parcial al Tribunal canario utilizando el mismo número de recurso inicial, el 1524/2001. El TSJC corrige los defectos de forma que motivaron la anulación de su sentencia por el TS pasando el correspondiente enterado a los interesados, corrigiendo así el defecto de forma, y el 27-01-2012 vuelve a fallar a favor de C.A.C.

Inmobarrenda S.L. y Nicica S.L., ambas filiales de Hnos. Santana Cazorla S.L. como ya mencionado, vuelven a recurrir en casación al TS con el recurso 2705/2012  pero dicho recurso es denegado  por el TS con su Auto de fecha 21-02-2013  que rechaza su aceptación a trámite, quedando así ratificada la sentencia de 27-01-2012 del TSJC y deviniendo el Plan Parcial Sector 32 Costa Taurito nulo de pleno derecho a partir de dicha fecha. Este proceso se tragó doce años ¡doce años! de un posible desarrollo del área de Costa Taurito que abarcaba dicho Plan Parcial.

¿Y qué suelo turístico comprendía dicho Plan Parcial que quedó doce años congelado debido a la "machada" interesada de la Corporación de Mogán de la época de hacer caso omiso de lo que mandaba el Gobierno de Canarias e ignorar el citado Decreto 126/2001 de 28 de mayo? Ni más ni menos que el mejor suelo turístico de la costa de Mogán, es decir, los barrancos de Medio Almud y Los Frailes.

No hay dudas de que el "todo vale" y el doblegarse con agrado a las ansías insaciables de algunos empresarios sobre el territorio tiene sus consecuencias, a veces muy costosas para el Municipio, como ha sido este caso.

Este artículo tiene una segunda parte que se ocupará de la personalización de la C.A.C. como único oponente a la anulación de los instrumentos de desarrollo (Junta de Compensación, Proyecto de Compensación y Proyecto de Urbanización) del anulado   -por iniciativa de la propia C.A.C. como hemos visto-   Plan Parcial Sector 32 Costa Taurito solicitada por Harchicasa en ejecución de la sentencia nº 253/02 de 8 de marzo del TSJC cuya ejecución pidió Harchicasa a la Sala de lo Contencioso-Administrativo el 30-01-2009, petición de ejecución que mereció por parte de la Sala el 19-02-2009 la siguiente Providencia (clic aquí), emplazando a Política Territorial a ejecutar la sentencia en sus justos términos.

La C.A.C. se posiciona en los tribunalescontra la petición de Harchicasa de anular los instrumentos de desarrollo delPlan Parcial Sector 32 Costa Taurito


No hay comentarios:

Publicar un comentario